Por: Sydney Pagliari.

(2019 / Dir: J.J. Abrahms, Escrita por: Chris Terrio y J.J. Abrams, basada en los personajes y universo original de George Lucas – Disney/LucasFilm)

Esperé 4 días para subir esta review. A las 12:00am de la medianoche del martes/miércoles, en formato IMAX, se oscureció la sala entre murmullos de ansiedad y grititos de fangirls (era yo solo y otros 3 los que gritamos en las filas de abajo, era una multitud nerd en todo el sentido, algunos disfrazados incluso, pero avergonzados de gritar, no sé por qué) mientras el plateado del característico “LucasFilm” se degradaba en silencio al dar paso a los títulos “Hace mucho tiempo, (…)”.

Y ¡Pum! Suena la banda sonora por última vez (en la saga Skywalker pues el resto de contenidos no tiene esta composición) de Williams y entra el título “Episode IX”; sabía en ese momento que le iba a decir adiós a una parte importante de mí. Pasara lo que pasara, fuera buena o no: Estaba feliz.

En los exámenes más recientes de toxicología de fanatismo, se encontró que estadísticamente, los fans de Star Wars son los más peligrosos y sensibles a nivel emocional y hormonal de todos, justo por debajo de (y sólo superado por) las “k-popers”, igualmente considerada una fanaticada intensa y con un radical instinto asesino pocas veces visto en una generación; de tercero pero no menos importantes, los del Fútbol, esos sí que están locos.

Partiendo de ello, y reconociéndome a mí mismo como miembro activo-pasivo de esa comunidad tóxica, reconozco el radicalismo casi hegemónico que colinda en los bajos mundos del cotilleo sobre Star Wars, incluyendo el “hype”, a los “haters”, a los gordos “guerreros de teclado” que viven con sus mamis todavía y a los que se creen fans solo porque empezaron a ver Star Wars desde episodio VII y ya se creen con derecho a “criticar” (hablar bobadas sin sentido) sin un criterio propio o conocimientos básicos sobre guion, cinematografía y demás símiles relacionados con este universo.

Esta es una opinión impopular sobre un film que intentó, contra viento y marea, contra el odio y la especulación, cerrar una saga que no se atrevió a tomar grandes riesgos desde que Disney la adquirió y, cuando lo hizo (Episodio VIII o “Solo: A Star Wars Story”) todo el mundo perdió la cabeza; demostrando esto que, ni los auto proclamados fans, saben lo que quieren.

Es una opinión impopular sobre una historia maravillosa, que ya no nos pertenece, que es ahora solo parte de un conglemerado multinacional destinado a exprimir la ubre del nombre “Star Wars” y sacar cada centavo posible de las siguientes generaciones, anclados a las trampas del fan service y la nostalgia.

Partiendo de ello, trataré de dividir esa opinión impopular en dos actos o puntos de vista: como “fanático tóxico” y como comunicador/diseñador y aborto de cineasta (también tóxico).

Mi toxicidad es casi nula, no se preocupen, pues seré objetivo dentro de mi propia subjetividad, mía de mí mismo y, aclarando que… es la opinión de alguien que (quien me conoce, sabe) ama Star Wars desde la primera vez que le regalaron un muñeco negro extraño llamado “Dark Veider” de unos 12 cmts (así le decía a mis apenas 6 años en 1995) y días después fue introducido a Episodio IV… y cambió su vida cuando vio a ese mismo muñeco hablar y amenazar a una inocente princesa.

Para todo y lee: ¡Camilo Cabello será la Cenicienta!

La ultima aventura de Poe, Rey y Finn.

-Aqui comienza la toxicidad nostálgica, cuidado-

En este acto hablaré como conocedor y abogado defensor de este film/episodio y su mitología.

Luego de los atroces pero valientes eventos ocurridos en “Episodio VIII: The last Jedi”, y las -extrañas- desiciones tomadas por el genial Ryan Johnson (un auténtico fan) sobre la mitología de esta galaxia y que todos nuestros conceptos sobre “la Fuerza” fueran pasados por el orto, se anuncia que J.J. Abrahms regresaría a la silla de director para aparentemente “salvar” el desastre que los intensos fanáticos del mundo que no se conforman con nada y le ven el pero a todo, odiaron.

Esta no es una review de The Last Jedi, lógicamente. Pero sirve este testimonio para contextualizar a los no conocedores sobre en que estaba parado el universo de Star Wars creado por Mickey: en un charco de mierda.

Y es que The Last Jedi no fue mala, es bellísimo como film, pero… los fans son como los gatos: no les puedes mover nada o se desorientan, se tiran en el piso a vomitar odio virginal con argumentos vacíos y llenos de espuma producto de la rabia de ver que alguien con bolas dice “¿Y si hacemos algo diferente?”.

Entonces ¿Por qué todo el mundo pierde la cabeza? ¿Qué pasó con eso de “Disney no hace nada diferente”?

Episodio IX hace TODO diferente, ¿y quieren saber un spoiler? Soy FAN de Star Wars con mi vida y me EN-CAN-TÓ. Así como me gustó el final de Game of Thrones pues no había otra salida a un material que no estaba terminado por su autor original.

Es un film digerible y dinámico, alejado de las políticas y lentitud de las precuelas que solo hicieron sino alejar a futuros fans de la saga. Es un film trepidante que debe luchar contra al menos 5 arcos argumentales a la vez para tratar de darle cierre en poco más de 2 horas a una franquicia que empezó decente, continuó “mal” y debía redimirse al final.

¿Qué es predecible? A mi la verdad no me pareció. Yo me mantuve alejado de teorías y consipiraciones para no envenenarme la mente. Eso hace un fan “de verdad”, espera al acecho el estreno, evade los spoilers, hace un pequeño maratón antes quizá.

Así que cuando vi que Rey era una Palpatine me pareció muy rebuscado, si, y no me cabía en la cabeza quién se lo dejaría meter por Sheev Palpatine o si su descencia eran clones (aunque las midiclorias, células sensibles a la Fuerza, no se pueden clonar, no lo sé, eso es un plot hole total en la trama, es verdad; pero me pareció HERMOSO y casi poético que, la heredera de un linaje oscuro Sith, sea la que quiera contra todo pronóstico luchar contra su destino y cambiarlo, y que justo el que sea de una estirpe de Jedis poderosos en la Fuerza -los Skywalkers sea el que sucumba al lado oscuro de ésta. Es casi “Shakespiriano” o “Dantesco”… classic Star Wars.

La historia tiende a repetirse, eso es lo que Star Wars entre otras cosas nos ha enseñado: a redimirnos, a luchar, a tener fe, a no renunciar a nuestra naturaleza, a amar, a ser aventureros, a anteponernos contra la oscuridad.

Así que no me jodan las pelotas.

¿Te molesta que Palpatine haya regresado? De verdad que das pena. Si sabes de Star Wars, sabes que Palpatine venció a la muerte justo como su maestro Darth Plagueis, del cual se habla en Episodio III, en la novela “Plagueis” y en el juego Star Wars Battlefront II se menciona el planpara mantener el orden luego de su muerte.

Él deja mensajes a sus generales, deja clones, muestras de popó y semen por toda la galaxia, deja toda MIERDA por que el tipo siempre estuvo obsesionado con vivir y gozar del “Poder ilimitado”.

Así que lo de Exegol el planeta Sith (aunque no se llama así en las Leyendas), la flota de la Final Order y demás, era de esperarse; sino ¿Para que Disney lo reviviría? El necesitaba que un Sith ascendiera y lo matara y si era un Skywalker mejor porque así le daría la puñalada a Anakin, Luke y Leia. Pero luego se revela que es a Rey a quien quiere.

¿Te molestó lo de la Daga Sith? Es la daga de Mortis (o una MUY similar), la cual sale en “Clone Wars”, idiota. Deja de tirar hate eso ya se ha visto, es una reliquia Sith.

¿Te molestaron esos “artefactos” raros triangulares? Son holocrones, idiota. Usados por los jedis y siths como memorias USB’s o Google Drives para registrar cosas. Ya deja de llorar.

¿Te molesta lo de la “díada” entre Rey y Ben? Balance. ¿Qué era entonces la conexión en Luke y Leia? Una díada. Entre Padmé y Anakin: una díada. La fuerza esta viva y siempre va a buscar maneras de resurgir y manipular para bien o para mal a sus usuarios.

¿No te gustó como murió Leia? Vete a la mierda. Carrie Fisher falleció cariño, y aunque su interpretación aquí se ve solapada y sobreeditada, es un MILAGRO lo que el equipo de postproducción logró con el poquito material que lograron grabar con ella aún viva. Agradece que no la hayan revivido con CGI o eliminado de la trama diciendo que se jubiló o pensionó en algún planeta del borde exterior.

Los poderes del “force healing” (nada nuevo si haz jugado uno que otro videojuego de Star Wars), la redención de Kylo/Ben (la cual era evidente así como su muerte), el beso entre Rey y éste… son sólo la punta del iceberg de todo lo que la crítica y fans estan hablando mal… pero mientras tanto, Star Wars vuelve a ser la película #1 en el mundo.

Review Star Wars The rise of Skywalker
El conflicto se resuelve en un escenario ya conocido.

Todos estos temas fueron consultados a Lucas en persona en calidad de asesor, fueron discutidos por un grupo de escritores, fue corregido y reescrito N veces.

¿Y vienes tú, alguien que no sabe ni escribir una rima, que ve las películas en español porque “no puede leer y ver al mismo tiempo”,  a criticar el trabajo de personas, que tratan de complacer a trillones de fans y a la vez cerrar una historia de manera cohesiva que sirva para continuar y perpetuar un legado de más de 42 años y punta, y casi tres generaciones, mientras tratan de complacer a la mesa directiva inescrupulosa de Disney? Inténtalo tú, a ver.

Que descaro, como fans, tenemos

¿Qué es lo que quieres? Las películas no son “fanfictions” escritos por adolescentes en “Wattpad” o en foros y blogs de poca monta en internet. Star Wars no es un juego de rol de mesa en donde tu decides la historia. No busques tu propia complacencia en un film, tirándole odio con tu review de 1/10 para hacerte el popular o cool. Por eso te va mal en tu vida, en tu relación, porque solo te apoyas en lo que tu ves o quieres y no en el otro punto de vista: el bien mayor.

Como siempre digo, sino te gusta escribe algo propio. Y si no te gusta mi opinión, no sigas, porque te seguirá doliendo, hater.

Ama Star Wars, celebra lo que ves, ¡agradece que aún se hagan films de esta maravilla de historia! Sé feliz porque puedes vivir y decir “voy a un estreno de Star Wars”, porque puedes ver esas hermosas palabras rodeadas de un eterno silencio espacial, en un azul celeste hermoso de baja opacidad que reza: “Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…”.

Sé Feliz porque vas al cine con una camisa de Star Wars y ves a otros que van con ellas y no te sientes solo, te sientes parte de una galaxia, de un pedacio de ficción que es tuyo. Sé feliz porque esta trilogía nos dejó momentos divertidos e interpretaciones dignas como la de Daisy Ridley o Adam Driver. Ríe con la ternura de BB-8 o Babu Frik, maravillate con la destreza y soltura de Poe Dameron, llora porque viste a Mark Hamill VIVO en el cine, pero a Finn… si puedes olvidarlo, descuida.

Como diría un personaje de The Mandalorian: “I have spoken” (he dicho).

Pero no todo es defensa: Sí, “The rise of Skywalker” viene con muchas cosas inexplicablemente estupidas que ni yo puedo argumentarlas.

¿Qué es esa mamada que quería decirle Finn a Rey? Pues, no hay que ser genios para saber que él la amaba, pero eso me parece un absurdo motivo para darle relevancia a un personaje que, si lo retiras de la saga no pasa nada.

Ok, le borraron la memoria a C3PO. Que triste, pues el ha sido testigo junto a R2-D2 de todo lo acontecido desde el primer Episodio, y quizá el motivo era relevante: formatear sus directivas para traducir el idioma prohibido de los Siths inscrito en la daga y encontrar Exegol.

Pero ajá, entonces ¿POR QUÉ COÑO a la media hora le regresas la memoria con un respaldo en la nube, desmeritando su -muy emotivo la verdad- sacrificio? Error fatal en el cierre de un personaje: desvalidar sus motivos. Lo hubieran dejado así.

Palpatine: ¿tuvo un hijo o una hija? ¿Quiénes eran? ¿Cuándo pasó? Justo cuando queremos sobreexposición de un tema, no la dan, ¿dónde nació Rey? ¿Por qué olvidó a sus papás si ya estaba grandecita, de unos 5 o 6 años? ¿eran Siths, o sensibles a la fuerza?

Sí, lo de Snoke fue una cagada, lo admito. ¿Clones? ¿Abortos de feminazis? ¿Qué eran esos Snoke’s embotellados en almíbar? Igual ya lo arruinaron en The last Jedi con su absurda (pero si la analizamos, bien dirigida en pantalla) muerte, pues prometía éste ser un gran personaje desde “The force awakens” y con una magistral interpretación de Andy Serkis (Gollum, Caesar en Planet of the Apes, King Kong, Ulysses en Black Panther).

El beso entre Rey y Kylo: hermoso, lo siento pero soy cursi. No obstante, a pesar de que “se veía venir” y algunos queríamos un “Reylo”… no-debía-pasar, eso era más una fantasía sexual de los fans, y ya, un “fanfic”. Uno de los fundamentos de la orden Jedi, establece que un Jedi no puede amar, pues el amor, conduce al odio y el odio… al lado oscuro.

¿Entonces por qué se vuelven a cagar en la mitología de Star Wars? Acaso si Ben sobrevivía al Force Healing… ¿iban a tener bebes? ¿Una mezcla de Palpatine con Skywalker? No me jodas, yo grité cuando vi esa escena, o sea, no.

Sabías que ¿Matrix 4 y John Wick 4 se estrenan el mismo día?

¿Qué clase de personajes secundarios son Zorii Bliss y la negrita Jannah (sin apellido)? Keri Russell/Zorii, desperdiciada, en serio. ¿Y la negrita que hizo? No, en serio ¿qué hizo? Más hizo Rose en The Last Jedi, y ella SÍ MERECÍA mayor tiempo en este film.

¿Qué Poe Dameron no era gay? ¿Acaso Finn y Rose que… olvidaron el beso?

El general Hux, el magnífico Downhall Gleeson, que brilló en las dos entregas anteriores es opacado y relegado a UNA escena con solo dos o tres líneas. Reemplazado por un fenomenal Richard Grant, que… la verdad no hizo nada sino gritar órdenes.

Los MALDITOS Caballeros de Ren. ¿En serio? ¿Eso era todo? Estar ahí y verse bien chingones con sus armaduras. Casi 5 años esperándolos… pasó lo mismo que con Captain Phasma. En los cómics les dan tanta relevacia y aquí… nada, cero. Murieron como perros a manos de un superpoderoso Ben Solo.

Lando Calrissian. Solo verlo me emocionó, respeto su presencia… pero algo me decía que no haría nada especial, que solo estaría de pie ahí, viéndose cool, y eso hizo. Fanservice del bueno, y está bien, estoy pagando por eso.

Dominic Monaghan, o sea Merry en The Lord of the Rings… Nada, no entiendo porque tanto hype para anunciar que saldría en este film.

No vi ni a Lin Manuel Miranda ni a Ed Sheeran por ningún lado, solo el cameo de John Williams en la cantina.

Ajá, no entendí lo del espía Sith que Luke estaba persiguiendo en el planeta ese donde celebraban el Tomorrowland. Un arco innecesario.

La muerte de Chewbacca fue otro sacrificio GENIAL y doloroso, me dolió, pero fue deslegitimado pues… no murió. Lo amo, si. Pero las personas, o criaturas mueren es algo normal de la vida ¿Por qué Disney solo va por lo seguro? ¿qué miedo le tiene a matar a sus personajes? Porque sus princesas (Rey) no cometen crímenes ni errores. Menos contra sus amigos. No hay “friendly fire” en Disney.

¿De dónde sacó Rey un cristal Kyber amarillo, quién le enseño a armar un puto sable y porqué es amarillo? Sí, sí… los jedis grises usaban sables amarillos y eran guardias del templo Jedi. Podian ser sensibles entre ambos lados de la fuerza… significando que Rey… ¿es ella misma el “balance”?

¿Dónde van a legalizar la adopción de Rey como una Skywalker? ¿Se van a presentar en una notaría como fantasmas de la fuerza Luke y Leia? ¿Renunció a los millones que le dejó su abuelo?

¿Por qué el fantasma de Ben Solo o el de Anakin, que son Skywalkers, no salen al final en Tatooine? Los negrearon porque se portaron mal ¿o no les gusta salir en fotos familiares?

¿Quién es el droide D-0? No aportó nada. Solo parecerse a mi cuando alguien se me acerca para tocarme. Y generar claro mas juguetes para que Hasbro los venda. Toma mi dinero.

¿Qué pasó luego de la Final Order? ¿La nueva-nueva-nueva República? ¡Expliquenme!

  • S.: Muéranse con esto. ¿Sabían que Shirley Henderson, o sea Myrtle la Llorona en la saga de Harry Potter es la voz de Babu Frik?

-Aqui comienza la toxicidad de un aborto de cineasta-

En este acto hablaré como conocedor del cine, lo técnico y abogado defensor de este film/episodio y su cinematografía.

Es un film con un presupuesto de casi $400 millones de dólares tanto en la pre, pro y post producción, anexado a ello todo el marketing, imprimibles, giras de prensa, pautas y demás.

Un film así, con esta expectativa e inversión, no puede caer en la mediocridad creativa.

En los tres planos principales a nivel de realización (descarto el guión o screenplay del que ya hablé bastante): la dirección, que incluye la cinematografía/fotografía; el diseño de producción que incluye el arte, decorados, vestuarios y similares; y lo técnico que incluye los efectos visuales, especiales, de sonido y efectos prácticos así como las ediciones de sonido, metraje y símiles; serán discutidos a grosso modo en pro de agilizar la conclusión de esta ya intensita review.

J.J. Abrams abandonó su técnica de sobre iluminacion de light flares y colores fríos para entregar el film que es menos “J.J. Abrahmista” de todos, no parece que el estuviera detrás de los planos y movimientos de cámara sino en la acción y en los chistes que no faltan cada 5 minutos al más puro estilo Marvel.

No obstante, los planos generales y aberrantes están, como siempre en los momentos exactos para generar, por primera vez en esta trilogía, la sensación de que la galaxia es mas grande y colorida que su predecesora “The last Jedi” y la respectiva tensión en los momentos tensos, como revelaciones o duelos.

La profundidad de los escenarios y la sobresaturación de algunos verdes (bosques de Ajan Kloss), naranjas (desiertos) y azules (Kijimi, océanos y templo de Exegol) generan la inefable sensación de ansiedad y expectativa en lo psicológico, como vemos en el planeta de Zorii Bliss, Kijimi, un lugar oscuro, azul y cubierto de nieve, casi como una aldea Japonesa de la era del Shogunato. Como siempre se cuida la colorimetria de manera impecable, al punto de que ciertos sets llegan a parecer una animación de Pixar o Walt Disney Studios.

La practicidad de muchos efectos en pantalla, las marionetas (destacando a Babu Frik o el mismo D-0), los sets, maquillaje y diseño de criaturas es un gran fuerte nuevamente en esta entrega, y es un punto a favor para Abrahms, pues vuelve como en The force awakens, a las raíces de la practicidad de Lucas y sus pioneros efectos en la trilogía principal y a ese mundo sucio, casi realista que nos evoca a algo del futuro…. pero que ocurrió “hace mucho tiempo.”

Por primera vez en esta trilogía la banda sonora es protagonista: los temas de Rey, Kylo, la resistencia, la fuerza y demás son amalgamados en melodías largas y vibrantes que generan el efecto épico que necesitabamos en Star Wars desde Rogue One, en lugar de las acostumbras sinfonías independientes de los anateriores films.

El tema de los Sith o la marcha imperial en “Journey to Exegol” o “approaching the throne” son sublimes, generan la ansiedad de lo enorme e intimidante de la locación y evocan a Episodio III en lo intrinseco del lado oscuro que había en su soundtrack. ¡Que genial el cameo de John Williams en Kijimi!

Adam Driver brilla con luz propia con el arco de Kylo/Ben.

Hmmmm… no me agrado la reconstrucción del entrenamiento de Leia pues se veía su rostro más falso que el Rogue One, que fue un nice touch al final de ésta, pero era quizá necesaria la sobreexposición aquí.

Lo que más destacó en torno a la misma banda sonora, es la edición y mezcla de sonido. Es una película que debe ser vista/oída en IMAX sí o sí, es el futuro del cine sin duda. Cada pista se siente trabajada de tal manera que si cierras los ojos puedes diferenciar un blaster de una línea de voz o del mismo viento de fondo, tal como en un concierto sinfónico en vivo. Merece una nominación al Óscar.

La dirección de arte o vestuario es impecable, como siempre, pero no están inventando el agua tibia, ya mucho está hecho, o es reciclado de otros conceptos de films anteriores. Destacó el maquillaje y stills de producción para algunos sets como el de la segunda Estrella de la Muerte, un hermoso y coherente set que te invita a usar la lógica de “como diablos fue a parar ahí esa chingada”.

Oh si… los efectos visuales/digitales: Está demás decir que J.J. es un experto en el tema y el mismo supervisa cada detalle de éstos, y puedo estar satisfecho que, un film que se llame “Star Wars” tenga por primera vez en mucho tiempo una verdadera “guerra interestelar”, y que se sienta intimidante y agresiva, épica y destellante. Las texturas, iluminación artificial, particulas y demás estan extensamente trabajadas… otra nominación para ti.

Para finalizar, como amante de la edición y postproducción: ésta deja mucho que desear. Hay momentos que los cortes se sienten muy largos y algunas tomas respiran mucho, sé que es a propósito pero… es tedioso.

Al final en el duelo en el trono de Kylo y Rey versus Palpatine, ese plano y contraplano me tenía verde, pues era un tira y empuja de ejes constantes, era una desición de novatos quizás el mantener una conversación de corte a corte en plano medio, y luedo solapar tomas con lo que ocurría arriba en la batalla, cambios de ritmo súbitos que si bien eran estudiados, no creo que la intención hubiera sido el causar distracción.

Pero, ¿quién soy yo? Un humilde fan, un simple hablador de mierda que sabe prender una cámara y unas cositas ahí en Adobe.

Gracias J.J. siempre es un gusto ver un filme tuyo, y más con el amor que le tienes a Star Wars.

CONCLUSIÓN:

Veredicto: 7,5 de 10

Veredicto general en IMDB: Star Wars: The rise of Skywalker.

Disney debería respetar más Star Wars. Y nosotros más aún a los creativos que intentan salvarla. Están sentados tratando de resolver todo, de dejar un legado y a la vez de complacer a unos viejos de 50 años, otros de 30 y a una nueva generación que está creciendo con nuevos personajes. Moriremos y Star Wars seguirá, pues es tan grande como el universo mismo y, como decía en el trailer “La saga llega a su final, pero vivirá en nuestros corazones”.

Gracias Star Wars, por influir tanto en quien soy ahora, por permitirme escapar, soñar y creer que puedo mover montañas si me lo propongo, por alimentar y dar de que hablar a mi niño interior, si ti, much@s no seríamos nada, y ojala algunas personas comprendieran la magnitud de ellos.

Gracias a Luke, Leia, Han, Chewie, Threepio, Artoo, Obi-Wan, Gui-Gon, Padmé, Anakin, Vader, Lando, Jyn, Mando, Kanan, Ahsoka, Rey, Kylo, Poe, Finn, BB-8 y si, incluso a ti Jar Jar.

Adiós, y que la Fuerza los acompañe.

-Ruedan creditos finales.

-Suena música de fanfarria de Star Wars.

-Fundido a negro.

THE END.