La reina Isabel ha vuelto a trabajar después de que su esposo, el príncipe Felipe, muriera el pasado 9 de abril.

Cuatro días después de su fallecimiento, la Reina continuó cumpliendo con sus deberes reales con un evento oficial el martes 13 de abril.

Ella celebró una ceremonia de jubilación para el ex Lord Chamberlain, conde William Peel, el miembro más antiguo del personal de la casa real. En la ceremonia en el Castillo de Windsor, Elizabeth recibió su varita y su insignia.

El cronograma oficial de la Circular de la Corte describió el evento: “El conde Peel tuvo una audiencia de la Reina, entregó su varita e insignia del cargo como Lord Chamberlain y la Insignia de Canciller de la Real Orden Victoriana y se despidió al renunciar a su nombramiento como Lord Chamberlain, cuando su majestad lo invistió con la Royal Victorian Chain”.

Lea también ¿Quién heredará el título de Duque de Edimburgo?

El conde ya había supervisado los preparativos del funeral de Philip antes de su jubilación. Hace casi dos semanas, él pasó su título al barón Andrew Parker, ex director general de la agencia de inteligencia MI5.

Philip murió a los 99 años, luego de una cirugía reciente por una afección cardíaca preexistente. Aunque Elizabeth decidió volver al trabajo durante su tiempo de duelo, se esperaba que el personal del Palacio de Buckingham siguiera un período de duelo de ocho días por el consorte.