La ex integrante de la banda mexicana RBD, Maite Perroni, reveló que a los 23 años fue una “novia fugitiva”, debido a que se arrepintió de casarse a pesar de que ya tenía todo listo para la boda.

“A mí el matrimonio me dio igual a partir de que a mis 23 años fui una novia fugitiva y no me quise casar. Con anillo, boda, novio y casa, y dije: ‘No me caso’. O sea que a mí ya eso se me quitó”, detalló en una entrevista para un canal de Youtube.

En tal sentido, destacó que esta decisión la tomó por considerar que estaba muy joven para unirse en matrimonio. Además, resaltó que no se arrepiente esta elección.

Maite Perroni, sin embargo, no dijo el nombre del prometido al que dejó plantado en el altar, pero se conoce que en aquel momento salía con el director y bajista Guido Laris.

La actriz explicó que desde esa entonces comprendió que no necesita firmar un papel para ser una mujer feliz, por lo que a su juicio, se trata de encontrar a la persona adecuada que la haga sentir completa.

Lea también: La sensual foto que publicó este ex integrante de RBD

“Me di cuenta en ese momento que para estar con alguien realmente no tenía que seguir el protocolo de que me tengo que casar. Realmente me di cuenta que lo más importante era encontrar a esa persona con quien tuvieras lo esencial de la relación y el amor”, expresó.

La protagonista de telenovelas aseguró que no se niega a la posibilidad de vestirse de blanco, pues es un tema del que ha hablado en varias ocasiones con su pareja.

Actualmente, Perroni mantiene una relación amorosa desde el 2013 con el músico chileno Koko Stambuk.