Meghan Markle -de licencia por maternidad- no estará presente cuando el príncipe Harry y la reina Isabel II reciban al presidente Donald Trump y a la primera dama Melania para un almuerzo de bienvenida en el Palacio de Buckingham el mes que viene.

La reina Isabel II y la familia real recibirán al estadounidense y a su esposa para una visita del 3 al 5 de junio. El príncipe Harry, su hermano William y Kate Middleton se unirán al príncipe Carlos y Camila para la ceremonia en Buckingham.

Le puede interesar: Lo que dijo Taylor Swift sobre casarse y tener hijos

Trump también tiene programado tomar el té con el futuro rey, el príncipe William y Middleton en su segundo día. Al día siguiente se reunirá en Downing Street con la primera ministra, Theresa May, unos días antes de que abandone el cargo.

Trump viajará con su hija Ivanka y su esposo Jared Kushner. Junto con sus hermanos Tiffany Trump, Donald Trump Jr y Eric Trump.

La duquesa de Sussex no estará en la ceremonia ya que está de baja por maternidad tras el nacimiento de su hijo Archie Harrison Mountbatten-Windsor. No obstante, los medios aseguran que su ausencia en el reunión con Trump fue una decisión de la estadounidense, que no simpatiza con el mandatario.

Antes de mudarse a Londres y casarse con el príncipe Harry en mayo de 2018,  Meghan Markle fue un partidaria de Hillary Clinton. Alentó a sus seguidores de Instagram a votar por la candidata demócrata.

Durante una entrevista de 2016 en The Nightly Show con Larry Wilmore, Markle ofreció su opinión sobre el entonces candidato para el partido republicano y lo llamó “misógino”.  

La llegada del bebé no pudo haber llegado en un momento más conveniente para la duquesa.